MANIFIESTO PETITORIO

Dame oh! vivencia
una musa entre la palabra y la osadía
una armadura hecha de pétalos
para dominar el viento y los cielos.

Una lanza de serpiente y semilla
una voz de pantera fértil
para conquistar la tierra y el fuego.

Dame oh! vivencia
una caricia de amante clandestina
una botella llena de besos y vino
para embriagar a esta oscuridad de luna.

Una idea clara y violenta
una mañana descalza
para soportar esta vida de sueños.

Dame oh! vivencia
un fusil que dispare estrellas
una trinchera llena de galaxias
para defender el Caos que solidariamente
nos envuelve.

Unos cadáveres exquisitos
una cantimplora llena de magia verde
para escuchar a la madre que nos llama.

Dame oh! vivencia
un libro de alas pegadas con cera
un hijo tan bueno y malo como yo
para no enseñarle nada y aprender de él.

Una hembra fuerte y luminosa
un cabello de hada musical
para amarrar mi sino al infinito poema.

Dame oh! vivencia
una hora más de este Orgasmo!

1 comentario:

El Rafa dijo...

Un manifiesto petitorio a uno mismo supongo, pues con nuestros actos se construye (o escribe) nuestra vida.

Que bueno. Saludos.

Y a mi me encanta el saice que rico.

 
NÚMERO DE GUERREROS VISITANTES DEL IBOCA